8. Decide si es momento de retirarte

Si has seguido los pasos de la Ruta de la Pensión, para este momento habrás resuelto todo lo necesario para iniciar tu Solicitud de Pensión sin complicaciones.

Si ya tienes 60 años elige el momento adecuado para iniciar tu trámite y no pierdas tu derecho a pensionarte.

Si aún no cumples la edad, aprovecha el tiempo que falta y logra una mejor pensión.

Estas preguntas pueden ayudarte a tomar una decisión:

  1. ¿Cuántos años tienes?

Contesta las preguntas antes de continuar.

¿Aún tienes dudas?, considera estos 3 puntos:

Si ya no estás trabajando es importante que no pierdas de vista esta fecha pues, si tu vigencia de derechos vence, no tendrás derecho a pensión aunque cumplas todos los demás requisitos.

Si aún estás cotizando ante el IMSS, probablemente te convenga esperar unos años más para retirarte con una mejor pensión. Esto aplica siempre y cuando mantengas el mismo sueldo o uno mayor, pues de lo contrario, tu pensión podría disminuir.

Mira cómo puede aumentar tu pensión con los años:

Supongamos que te acercas a los 60 años con 1,000 semanas cotizadas y un salario de $305.00 diarios.

Si continúas trabajando sin interrupciones ni modificaciones en su salario tu pensión podría comportarse así:

Edad de retiro Pensión mensual que recibirías Total que habrás recibido hasta tu cumpleaños 80*
60 $3,135 $815,100
61 $3,536 12.7% $873,392 7.1%
62 $3,962 12% $927,108 6.1%
63 $4,410 11.3% $974,610 5.1%
64 $4,884 10.7% $1,015,872 4.2%
65 $5,380 10.1% $1,049,100 3.2%
* En la tabla hicimos el cálculo hasta los 80 años, pero recuerda que seguirás recibiendo tu Pensión toda la vida.
  • Prestaciones de tu empresa: Al retirarnos perdemos prestaciones como planes de gastos médicos, seguros, bonos, etc. ¿Estás seguro de que ya no los necesitas?
  • Estrés laboral: Si disfrutas tu trabajo tal vez no quieras dejarlo todavía, en cambio, si el trabajo ya es una carga, es momento de considerar el retiro.
  • Tu salud y estado físico: ¿Todavía puedes con el ritmo de vida laboral? o tal vez prefieres utilizar tu energía en otro tipo de actividades.
  • Tu situación económica: Quizá tu pensión no sea muy alta, pero ¿tienes el apoyo o soporte económico suficiente para vivir cómodamente los próximos años? Probablemente tienes la posibilidad de dedicarte a algo más y generar otros ingresos que complementen el de tu pensión.
  • Plan de vida: ¿Sabes en qué vas a ocupar tu tiempo al retirarte? Muchas personas no hacen planes en esta etapa de su vida y pueden sentirse desesperados por el cambio.
!

¡Pon atención!

Si aún no cumples 60 años y deseas aumentar el monto de tu pensión, existen diferentes opciones.

Sigue leyendo para conocerlas.

Alternativas para mejorar tu pensión

Aumenta tu Salario Base

El salario de tus últimos 5 años laborales son clave para tu pensión. Aumentar tu Salario Base en este periodo puede mejorar el monto de tu pensión.

¿Es para ti?

Puede ser una buena opción en estos casos:

  • Tienes menos de 63 años y aún cotizas ante el IMSS.

  • Tu empleador tiene la posibilidad de apoyarte.


Modalidad 40

Consiste en hacer aportaciones voluntarias mientras no tienes un empleo formal ya sea para mejorar tu pensión o para mantener el derecho a pensionarte.

También se le llama Continuación Voluntaria pues tus aportaciones se tomaran en cuenta para tu Salario base de cotización y la cantidad de semanas cotizadas ante el IMSS. Es como si siguieras trabajando, pero en lugar de que sea tu empleador quien hace las aportaciones al IMSS, serás tú quien las haga.

Beneficios:

  • Te permite no perder el derecho a pensionarte en caso de quedar desempleado antes de los 60 años.

  • Te permite lograr el mínimo de semanas cotizadas para solicitar una pensión aún estando sin empleo.

Toma en cuenta que:

  • Al entrar en esta modalidad no contarás con servicio médico.

  • Tampoco contarás con INFONAVIT.

¿Es para ti?

Puede ser una buena opción en estos casos:

  1. No alcanzas las 500 semanas cotizadas requeridas para poder solicitar una pensión.
  2. Tienes la capacidad de hacer aportaciones iguales o mayores a las que hacía tu último empleador.
  3. Te quedaste sin trabajo y aún no cumples la edad para pensionarte.

Plan Personal de Retiro

En SURA contamos con este producto que complementa tu pensión. Es una forma de inversión que, aunque no aumenta el monto de la pensión que el IMSS te asigna, puede mejorar tu calidad de vida. Considéralo guardadito extra.

Beneficios

  • Tus aportaciones se invierten en fondos especializados para retiros que se adaptan a tus necesidades y posibilidades de inversión a diferencia de otros tipos de inversión.
  • También son deducibles de impuestos, así que tu dinero no solo crece, sino que te ayuda a reducir los impuestos que pagas.

¿Es para ti?

Puede ser una buena opción en estos casos:

  • Quieres un complemento para tu pensión.
  • Aún estás trabajando y/o faltan más de 5 años para que tengas la edad para pensionarte.

Si ya decidiste que es momento de solicitar tu Pensión, sigue avanzando en la Ruta de la Pensión

Avanza a la Etapa 2

Si necesitas más información sobre las alternativas para mejorar tu retiro llámanos al 44 3298 2250.

Califica este contenido:

¡Bien!, sigue avanzando en la Ruta de la Pensión


La Ruta de la Pensión siempre está mejorando para ti.

* Campo obligatorio

* Campo obligatorio

Al enviar tus datos estás aceptando nuestro Aviso de privacidad.

Gracias por tus comentarios.

Si necesitas atención personalizada, llámanos al 44 3298 2250.

Requisitos para solicitar una pensión, según la Ley 73 del IMSS:

  • Haber comenzado a cotizar ante el IMSS antes del 1º de julio de 1997, es decir: pertenecer a la Ley 73 del IMSS,
  • tener al menos 500 semanas cotizadas en el IMSS,
  • haber dejado de trabajar y que tu ex-empleador lo haya notificado al Seguro Social,
  • tener al menos 60 años cumplidos para solicitar tu Pensión de Cesantía o 65 años para solicitar la Pensión por Vejez,
  • y finalmente: estar en vigencia de derechos.

El tiempo durante el cual puedes solicitar tu pensión es igual a una cuarta parte del tiempo que trabajaste y cotizaste ante el IMSS.

Por ejemplo: si trabajaste cotizando ante el IMSS durante 20 años y dejas de hacerlo, tendrás derecho a solicitar tu pensión durante los siguientes 5 años.